Mi rutina facial diaria

Una de las cosas que más me preguntan on y off line las personas que siguen el blog es qué clase de rutina facial sigo y si utilizo todos los productos de los que hablo en él, así que trataré de explicar un poco mi rutina facial, que es válida para mi, y aunque le pueda valer a alguien que tenga un tipo de piel muy similar a la mía, no es una verdad universal.

Por las mañanas

Lo primero que hago cuando me levanto es limpiarme la cara. Hay que quitar restos de las cremas que me pongo por la noche, si los hay, y quitar la grasilla que mi piel ha soltado mientras dormía. Para eso me gusta muchísimo utilizar geles limpiadores refrescantes. Son los que mejor me van por la mañana y estuve muchísimo tiempo usando el gel limpiador Morning Burst de Clean&Clear, pero tristemente lo dejaron de fabricar y he pasado un buen tiempo sin encontrar nada que me gustase hasta que probé el Pure Active Fruit Energy de Garnier para pieles grasas.

El siguiente paso es cerrar poros, un paso imprescindible para mi piel grasa y previo paso al maquillaje. Como siempre recurro a mi tónico preferido, el Wonder Pore Freshner de Etude House, y justo después, depende de cómo me sienta y lo que me apetezca, uso una BB u otra ^^.

Por la noche

Por la noche es cuando mi rutina se convierte en algo más elaborada. Compuesta de dos fases: limpieza y cuidados. La limpieza consta de tres pasos, seis cuando toca exfoliar, y los cuidados varían en función del día y de la condición de mi piel, pero a groso modo estos son todos y cada uno de los pasos que doy antes de irme a la cama:

  • Limpieza paso 1: Se trata de quitar el grueso del maquillaje, y para ello utilizo el Happy Teatime Cleansing Foam de Etude House. He desarrollado una técnica diferente a la que expliqué en su día xD. Aplico el jabón directamente en la cara esparciéndolo en círculos y, al ser espeso, se convierte en algo parecido a una mascarilla. Es entonces cuando aplico el agua y la espuma se genera toda en la piel, por lo que limpia muchísimo más.
  • Limpieza paso 2: Este paso podríamos llamarlo como “limpieza total”. Es cuando uso el Crystal Essential Cleansing de Isa Knox y el Tosowoong 3D Vibration Pore Brush. La limpieza es bastante profunda, suavizando hasta los poros más rebeldes y dejando una piel reluciente.
  • Limpieza paso 3: Turno del Wonder Pore Freshner de Etude House. Esto es un poco la prueba del algodón, ya que debería llevarse cualquier resto que pudiese quedar en la piel, pero desde que uso el cepillo y el gel limpiador de Isa Knox, el algodón queda blanco como el del anuncio de Tenn xD. Además, cierra los poros y es el último paso de la limpieza.

Como mínimo un día a la semana toca sesión de exfoliación. Librar a la piel de las células muertas y sacar los poros más profundos y resistentes es algo obligatorio para mantener una piel bonita y sana.  Así, estos pasos serían unos intermedios dentro del proceso de limpieza.

  • Limpieza paso 2.1: Se trata del proceso de exfoliación, para lo que utilizo la Face Towel de Re’skin, a la que le he declarado mi amor infinito, junto con un egg pack, en este caso el Lanolin-Ägg-Tvål de Victoria Scandinavian Soap, al que también le he declarado mi amor infinito xD. (¡próximamente en el blog!)
  • Limpieza paso 2.2: Es un paso medio limpieza medio cuidado, pero es algo que me aplico cuando me exfolio ya que mi piel es cuando más lo agradece, es la Papaya Yogurt Mask Wash Off de Skin Food.
  • Limpieza paso 3.1: Después exfoliar, y como es mi caso, donde más insisto son la barbilla y la nariz, lo que hago es aplicarme el Black Head Pore Tightening Essence de Etude House justo después de Wonder Pore, para relajar y refrescar la zona.

Una vez tenemos la piel bien limpia, toca hidratarla y darle los cuidados necesarios para vernos guapas y radiantes a la mañana siguiente. Los productos que uso en mi caso para conseguirlo son:

¡Y fin! Y esta es mi rutina diaria. Una locura ahora que lo estoy leyendo, pero la verdad es que cuando me pongo no es tanto… LOL.