Etude House Mini Jamjam hand lotion

Esta cremita se merece una entrada por monérrima, y porque su aroma a fresa me salvó la vida en mis periplos por el metro de Seúl.

La gama de cremas de mano Mini Jamjam son unas cremas que a primera vista no sobresalen de lo común. Tienen una textura cremosa, se absorben rápidamente y además, vienen en unos tubos la mar de cucos ^^.

Pero, ¿qué es lo que la hace especial? Pues su dulce y agradable aroma, que fue mi vía de escape cada mañana en el metro de Seúl.

Resulta que a los coreanos les encanta el ajo. Comen ajo en prácticamente TODAS las comidas, y donde no falla es en los desayunos. Sí, ajo para desayunar… en forma de sopa la mayoría de las veces, pero ajo al fin y al cabo.

Si al problema de que coman ajo, le sumamos los resfriados que nos regala el frío invierno en Corea, y que algunos no saben lo que es un cepillo de dientes, la amalgama de olores matinales que se creaba en el metro de Seúl me hacía desear la muerte cada día. Yo… ¡que tengo la nariz más sensible del mundo! Así que podéis imaginar para qué utilizaba esta crema de manos. Los tubos iban como churros y muchas veces lo sacaba, le quitaba el tapón, y me pasaba el viaje oliéndolo. Seguramente pensarían que no estoy bien de la cabeza, pero creo que su problema con el ajo es peor. En fins…

Mi cremita en particular huele a fresa, pero además se puede encontrar con olor a limón, nuez y leche, por el módico precio de 4.000KRW, algo menos de 3€.