Etude House Mint Cooling Eye’s cream

El Mint Cooling Eye’s cream es la crema de ojos que desde que descubrí pasó a sustituir totalmente los correctores de ojeras.

Soy una persona que siempre ha padecido de ojeras, no sólo de los típicos círculos negros bajo los ojos, sino que además, la mayoría de veces hinchados por cansancio o retención de líquidos. A esto se suma que mi tipo de piel mixta/grasa y los correctores no se llevan muy bien, siempre me han resultado demasiado aceitosos y los que no, han acabado agrietándose tarde o temprano (más temprano que tarde…). Si a todo esto le sumas que no puedes dedicarle todos los días 1 hora a maquillarte los ojos para que no queden agrietados y te hagan parecer que tengas 10 años más, cuando de lo que tratas es de verte más joven, acabé asumiendo que lo mío era padecer las ojeras, e intentar disimularlas con el reciente uso de las BBcream con un más que óptimo resultado.

Con todos estos antecedentes, cuando leí para qué servía el Mint Cooling Eye’s cream, que estaba recién acababa de salir del horno, no me pude resistir a probarla. Cuando me levanto por las mañanas y me limpio la cara, el paso previo a la BBcream es aplicarme esta crema en stick en las ojeras y, automáticamente, una sensación de frescor te traspasa la piel. Así consigue aliviar el hinchazón matinal de las ojeras y a la vez, el tono azulado, consigue atenuar las ojeras a la hora de aplicar la BB.

Tengo que matizar que no sustituye completamente al corrector, sino que lo complementa, ya que éste es sólo para aliviar y atenuar las ojeras no para esconderlas, pero a mi me ha solucionado el gran problema que tenía por no poder utilizar correctores. Así pues, la Mint Cooling Eye’s cream se ha convertido en otro poti sin el que ya no puedo vivir.

Se que la foto es una caca, pero bueno…

El Mint Cooling Eye’s cream se puede comprar por 8.000KRW, algo menos de 6€, en las tiendas de Etude y con un packaging de lo más cuco. Además, adoro sobremanera los juegos de palabras, o chistes malos, que hace Etude de sus productos con el inglés. En este caso, la decoración recuerda a la de los helados, por sus propiedades refrestantes y porque en inglés ice cream, se pronuncia casi igual que eye’s cream, jejeje.